nohacernada.org le pidió a Andrea Torreblanca poder reproducir su cuenta personal de  Instagram, que mantuvo activa del 17 de mayo al 11 de julio de 2017. Se enfocó en mostrar piezas de escritura asémica, es decir sistemas gráficos no semánticos.